27 de octubre de 2010

Antes de las seis ;


No actúes tan extraño, duro como una roca. Si te mostré pedazos de piel que la luz del sol aún no toca. Y tantos lunares que ni yo misma conocía te mostré mi fuerza bruta. Mi talón de Aquiles, mi poesía. ¿Qué harás? Sólo una historia más. ¿Qué haré si no te vuelvo a ver? Si desde el día en que no estás. Vi la noche llegar mucho antes de las seis. Si desde el día en que no estás, vi la noche llegar mucho antes de las seis, mucho antes. No dejes el barco. Tanto antes de que zarpemos, hacia alguna isla desierta. Y después, después veremos. Si me ves desarmada. ¿Por qué lanzas tus misiles? Si ya conoces mis puntos cardinales, los más sensibles y sutiles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario