2 de agosto de 2011

nowords



No recuerdo muy bien el día en que ocurrieron todos los hechos, el caso es que nos encontrábamos en una de éstas habitaciones que sientes como si dentro de ellas no te pasase nada, muy acogedora y bonita, pero eso son detalles que se acabarán olvidando. No estaba sola allí, entonces quizá lo más importante estaba por llegar... Él, mi chico, mi nene, allí estaba esperándome sentado, con una bolsa de palomitas enorme, y con una película en el televisor. Tampoco recuerdo qué película era, pero no es detalle importante que recordar, supongo que una del montón, lo importante es que fue como una hora y media intensa, de caricias, de besos... Y creo, que eso es lo más importante, eso y un montón detalles que no se deben de olvidar, ni se olvidarán fácilmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario